martes, 17 de mayo de 2011

IBIZA - Buenas vibraciones

Hoy no he madrugado, y me he despertado con el cuerpo muy dolorido. Lo primero que he hecho ha sido ir al Eroski a comprar agua y algo para desayunar, y después de eso me he puesto en marcha hacia Punta Galera, donde había estado el verano pasado. La caminata ha durado una hora escasa, y cuando me he asomado a los acantilados, con el estrecho cabo de Punta Galera a mi izquierda, he respirado un aire muy reconfortante.
Recordaba más o menos el camino, aunque esta vez llegué por otro sendero distinto al que seguimos el verano anterior. Sonreí al ver el lugar que ya conocía.

El acceso a la cala se encuentra entre rocas. Se podía ver el fondo del mar con total claridad. He sacado muchas fotos, ya que la otra vez que visité este sitio, no tenía la cámara conmigo.
Es un espacio mágico y lleno de misticismo, sobre todo en la puesta de Sol. Se pueden ver algunos montículos de piedras (como los que vi en Cala Vadella), una cabeza metálica de Buddah, un grabado en la roca (Om Nama Shiva) y un refugio en una cavidad del acantilado.
La roca es perfecta, ya que aparece en formas lisas, para sentarse y tumbarse cómodamente. Agradecí enormemente estar prácticamente solo ahí, con la tranquilidad de todo lo que me rodeaba.

El mar estaba lleno de pequeñas medusas como las que vi ayer, y también había enormes gaviotas descansando en los salientes de la roca, y cormoranes buceando y perdiéndose bajo el agua.

He descansado un rato largo para sentir las buenas vibraciones del lugar: la sensación de que todo lo que importa es "aquí y ahora".



1 comentario:

  1. me encanta tu blog, Ibiza es mucho más de discotecas y miles de turistas (italianos sobre todo) que duermen de día y viven de noche. Es una isla preciosa con payas encantadoras y por suerte alguien lo aprecia de verdad.

    ResponderEliminar