domingo, 28 de febrero de 2010

Una siesta después de ¿comer?



Estamos en la Piazza Navona, en Roma, donde encontramos la Fontana del Nettuno, Fontana dei Quattro Fiumi (fuente de los cuatro ríos) y un gran obelisco del antiguo Egipto de casi 17 metros de altura.
Y a la sombra, en una postura difícilmente cómoda, encontramos a una mujer retorcida sobre unos escalones, ignorando completamente la vida turística de la plaza.

sábado, 27 de febrero de 2010

¡Y a lo lejos el Coliseo!



En nuestro primer día en Roma decidimos ir a ver el archifamoso Colosseum. Ya lo visitamos la noche anterior, pero merece la pena verlo tanto de día como iluminado al anochecer. En la oscuridad de la noche queda precioso, con todos sus arcos alumbrados, y además entre lobreguez los andamios de obras de restauración quedan ocultados, ofreciendo una imagen muy inspiradora.

lunes, 8 de febrero de 2010

Los Mandamientos Paradójicos

El primero de febrero fue el cumpleaños de mi padre, y un conocido suyo, que siempre le escribe por su aniversario y por Navidad, como de costumbre envió una felicitación en una postal en la que venía este poema que me llamó tanto la atención. Se trata de "Los Mandamientos Paradójicos", que Kent M. Keith escribió cuando tenía tan solo 19 años. Sin embargo, el texto se atribuye habitualmente de manera errónea a la Madre Teresa de Calcuta, que poseía un ejemplar del mismo.
Se trata de una reflexión sobre el mundo y el significado del mismo, animando a la persona a ser buena, a vivir feliz y ayudar a los demás.


-Con frecuencia la gente es irracional, egoísta y olvidadiza...
·A pesar de todo, perdónales.

-Si eres bueno, la gente te tachará de ingenuo, de inconsciente, de beato...
·A pesar de todo, tú sé bueno.

-Si triunfas, te ganarás falsos amigos y algunos enemigos y envidiosos...
·A pesar de todo, tú procura triunfar.

-Si eres sincero y honrado, la gente se aprovechará de ti...
·A pesar de todo, tu sigue siendo honrado.

-Lo que tú has construido durante años, alguno lo destruirá en una noche...
·A pesar de todo, tú construye.

-Si eres feliz, y te ven así, alguien te tendrá envidia...
·A pesar de todo, tú procura ser feliz.

-El bien que hoy haces, muchos lo olvidarán enseguida...
·A pesar de todo, tú haz el bien.

-Da lo mejor de ti mismo: habrá gente a la que le parecerá poco...
·A pesar de todo, da lo mejor de ti mismo.


Se puede encontrar la versión original del poema (en inglés) en la siguiente página web: The Paradoxical Commandments