sábado, 27 de febrero de 2010

¡Y a lo lejos el Coliseo!



En nuestro primer día en Roma decidimos ir a ver el archifamoso Colosseum. Ya lo visitamos la noche anterior, pero merece la pena verlo tanto de día como iluminado al anochecer. En la oscuridad de la noche queda precioso, con todos sus arcos alumbrados, y además entre lobreguez los andamios de obras de restauración quedan ocultados, ofreciendo una imagen muy inspiradora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario